Sus resultados de búsqueda
Publicado por Alejandra Zarate en 11 octubre, 2019
| 0

En rigor, no hay tal receta.

Con el titular no pretendía generar unas expectativas incumplidas, pero sí poner un poco de realidad en el mundo inmobiliario, donde la suerte, como en la mayoría de los campos serios, no existe si no se la trabaja con insistencia.

Y es que los profesionales tenemos más armas para definitivamente vender casas, pero ninguno tenemos fórmulas mágicas aunque sí técnicas que se aprenden con los años, así como mucho tesón y esfuerzo. A saber: lo que de toda la vida se llama inversión en tiempo, dinero y todo ello aderezado con mucha persistencia.

En un mercado en el que miles de viviendas están por venderse, veamos qué puede hacer un agente inmobiliario para llegar a la excelencia:

UN BUEN AGENTE INMOBILIARIO DEBERÍA:

  1. Escuchar las necesidades básicas de su cliente: ¿Tiene apuro en vender? ¿Qué pasa si no vende en 1 mes? ¿Y si no vende en 4 meses? ¿Cuál es su expectativa de ganancia con la venta? ¿Pretende volver a invertir en una propiedad luego de la venta?
  2. Hacer una evaluación comercial de la propiedad : se vende, sí pero ¿en qué precio? En cuánto tiempo? ¿Qué posibilidades reales de venta hay en la zona?
  3. Poner anuncios profesionales en portales inmobiliarios,  así como un buen cartel en la fachada, balcón, terraza…. pero, lo más importante tener un objetivo claro y un plan preciso respecto a estos anuncios, entendiendo cuál es el potencial de la propiedad, cuántos corredores adicionales también la están ofreciendo, de manera paralela, qué características debemos destacar.
  4. Mostrar la propiedad de manera activa y asertiva entendiendo claramente la demanda de los potenciales compradores y al mismo tiempo las necesidades y prioridades del vendedor.
  5. Marketing online y offline: redes sociales, campañas en medios, flyers, tour virtual, open house, publicarlo en distintos medios y de distintas maneras y todo lo que la imaginación pueda dar de sí.
  6. Un profesional debe ser eso: profesional. Tener conocimiento vasto sobre el sector y no cometer los errores en los que caería un particular.
  7. Debe tener un compromiso de venta con su cliente. Creo que es vital para reforzar la confianza entre ambos. Informarle de cómo va el proceso con su inmueble y hacerle sentir atendido y respaldado en todo momento.
  8. Acompañar a nuestro cliente en todo el proceso y atender sus necesidades: asesoramiento del proceso de compraventa en todas sus etapas, firma de Promesa, notaría, trámites bancarios, inscripción en Conservador de Bienes Raíces,  retiro de documentación y cheques… No está solo y puede recurrir al profesional para cualquier tema en lo que a la relación cliente – agente se refiere.

Fuente: cnnchile.com

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.