Sus resultados de búsqueda
Publicado por max-rm en 13 noviembre, 2017
| 0

“Quiero arrendar, pero ¿por dónde empiezo?”. Para responder esta pregunta, es imprescindible conocer el procedimiento para asegurarnos de realizar un arriendo con éxito y evitar sorpresas desagradables antes, durante y después de la operación.

1. CONFIAR EN UN PROFESIONAL INMOBILIARIO: Un Agente Inmobiliario te puede asesorar durante el proceso e incluso negociar por ti las condiciones del arriendo, esas que tanto te asustan si además es tu primera vez. No elijas cualquier “profesional” ya que en estos tiempos proliferan demasiados “freelance” que hacen de intermediarios pero no aportan ningún valor a la operación y si algo va mal no vas a poder reclamar a nadie. Por lo que asegúrate de que realmente tenga buena trayectoria o una compañía inmobiliaria de prestigio detrás que lo respalde, como RE/MAX por ejemplo.

2. CUMPLIR LOS REQUISITOS EXIGIDOS POR EL DUEÑO, DOCUMENTOS Y GARANTÍAS: El propietario va a querer ciertas garantías para arrenda la vivienda. Las formas más comunes son los avales o seguro de cobertura de impago y por supuesto el mes de garantía, que equivale a una mensualidad, aunque el propietario puede estimar pedir más de un mes.

3. DETALLES FUNDAMENTALES AL ARRENDAR: Mejor que nada, te recomendamos que te pongas en manos de un profesional inmobiliario,bien sea una Agencia o un abogado especialista en estos temas. Lo principal que tienes que tener claro es lo siguiente:

  • Hay que firmar un contrato escrito, ¡las palabras se las lleva el viento!
  • No firmar sin asegurarse de que el arrendador es propietario del inmueble.
  • Hacer un inventario previo, una lista con posibles desperfectos o elementos desgastados.
  • Tú tampoco conoces al propietario así que también estás en tu derecho de pedirle garantías y que te acredite copia del comprobante del depósito de la garantía.
  • No adelantes dinero sin tener un respaldo legal.

Estos consejos siempre son recomendaciones desde un punto de vista profesional. Está claro que no todo el mundo acude a profesionales para intermediar los arriendos, pero en muchas ocasiones, más de las que crees, por querer ahorrarse los honorarios de un profesional, tropiezan con todo tipo de problemas, fraudes, estafas, etc. En estos casos, ¡lo barato puede llegar a salir muy caro!
En RE/MAX Capital te recomendamos: mejor prevenir que curar… Puedes consultarnos cualquier cosa que necesites, ¡estaremos encantados de ayudarte! Y comparte este post en tus redes si te ha parecido útil.

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.