Sus resultados de búsqueda
Publicado por max-rm en 24 octubre, 2017
| 0

Con la llegada de la temporada primavera-verano tenemos más tiempo libre para mudanzas y hay menos inclemencias meteorológicas adversas. De hecho, el período de vacaciones posibilita realizar los cambios de casa sin interferir en la rutina escolar de tus hijos –si los tienes. Si lo que buscas es hacer una mudanza en calma y sin estrés, en Re/Max Capital te damos ciertos consejos que pueden ser de gran ayuda en este viaje hacia tu nueva casa.

1. Haz un cálculo previo
Considera que si contratas una empresa de mudanza, también tendrás que incluir los gastos de productos de limpieza, material de embalaje, imprevistos, etc, aparte del pago hacia la empresa contratada.

2. Planifica y origaniza fechas de traslado
Tanto si contratas a alguien, como sobre todo si no lo haces y la vas a llevar a cabo tu mismo, organiza un calendario ajustando fechas y volumen de elementos a trasladar, ya que es muy probable que necesites ayuda. Además, considera realizar esta planificación al menos 3 a 5 semanas previas a la fecha determinada para el cambio de casa.

3. Limpieza de la casa ¡Deja atrás el síndrome de Diógenes!
Reduce de manera progresiva los alimentos en tu refrigerador y deshazte de todos los objetos antiguos o que ya no necesites. Puedes reciclar, regalar o donar lo que sea necesario para aligerar la carga final. Incluso puedes obtener un dinero extra si utilizas ciertos portales para vender lo que aún pueda servirle a otros.

4. Haz un inventario de tus bienes
Puede parecer algo fuera de lo común, pero tener un control de tus enseres, te permitirá re-organizar todas las cajas con mayor claridad y eficiencia. Te recomiendo hacer un Excel con números de cajas y objetos que contienen, así empezarás a desempaquetar lo más importante y lo otro podrá esperar. Además, así evitarás que documentos importantes o cosas de mucho valor emocional o económico, se pierdan o estropeen.

5. Empaquetar toda la casa por partes y en orden
Con una semana de antelación, ármate de buena música, vacía tus closets y guarda cada cosa por grupo. Te recomiendo dejar suficiente ropa en una maleta y aprovechar de devolver todo lo que alguna vez te prestaron…es una excelente manera de re-comenzar sin “deudas” tu nueva vida.

6. Confirma y coordina
Haz un repaso a todas las habitaciones y confirma a toda la gente que está dispuesta a darte una mano. Vas a necesitar ayuda, independiente de si contratas o no a una empresa de mudanza. También recuerda que hay implicados “colaterales”: tus vecinos. Un par de días antes de tu mudanza avisa a tus vecinos de que habrá ruido y movimiento extraordinario en la escalera o en la puerta de casa al menos un par de días. Avísale también al administrador del edificio, si es el caso. Siempre es mejor partir en un buen pie con los que serán desde ahora parte de tu día a día.

7. Detalles a tener en cuenta antes de la mudanza
Recuerda desconectar el refrigerador como mínimo 24 horas antes de la mudanza. Es recomendable también deshacerte de todos los productos líquidos de limpieza tóxicos o inflamables. ¡Y por supuesto! Antes de cerrar la puerta por última vez, no olvides revisar todas las habitaciones, closets y cajones para asegurarte de que no se te queda nada. Y por supuesto, no olvides lo más importante: conserva la calma y la ilusión…

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.