Sus resultados de búsqueda
Publicado por Alejandra Zarate en 21 diciembre, 2018
| 0
Fin de año es época de cambios y nuevos propósitos para el año que empieza. Dejar de fumar, ir más al gimnasio, aprender inglés… son algunos de los más típicos deseos que queremos realizar durante los meses que se avecinan.
En el ámbito inmobiliario también es normal planear nuevos retos para el año venidero: cambiar de casa, hacer una ampliación o remodelar la casa, buscar una vivienda más grande, cambiarse de barrio, irse de la casa de los padres… En este artículo podrás encontrar algunos de los objetivos más recurrentes y qué debes hacer para hacerlos realidad :

-. Cambiar de casa: si has decidido que el año que empieza va a ser un buen momento para mudarte, considera que el simple acto de planificar la mudanza genera un estrés que a estas alturas del año debes sopesar.

Si estás ansioso para hacer la mudanza, entoncés prevé el presupuesto y el tiempo que destinarás con anterioridad.
No dejes nada al azar.

Considera todo lo que estás dispuesto a conservar y lo que desecharás, evalúa ayuda más allá de quienes contrates para el cambio; la familia, los amigos pueden hacer más ameno el proceso y por sobre todo, cubre los detalles más ínfimos. Cosas tan simples como planificar bien las cajas pueden ser de gran ayuda.

-. Vender mi vivienda: has decidido cambiarte de casa y quieres vender tu vivienda.

Si quieres hacerlo de forma rápida, fiable y con garantías ten en cuenta la asesoría de profesionales en el rubro. Nuestros agentes inmobiliarios siempre estarán abiertos a ayudarte a concretar ese propósito.

Aunque no lo parezca, una adecuada asesoría puede agilizar la venta de forma considerable.

El verano suele ser una buena época para generar visitas a tus potenciales compradores, todos podrán apreciar las virtudes de tu vivienda, dada la luminosidad de los días y al mismo tiempo tendrás más horas para realizar estas visitas. Sin embargo es bueno que sepas que muchas veces la gente está enfocada en las compras de navidad o en planificar las vacaciones y que este tipo de decisiones se tornan certeras recién en marzo.

Teniendo esto en mente, evitarás frustraciones por el tiempo de demora en la venta.

-. Independizarme: si 2019 es el año en el que planeas independizarte, en nuestro sitio web podrás encontrar distintas opciones, según tus aspiraciones y presupuesto. Asimismo, te podemos ayudar a valorar todas las opciones y tomar la mejor decisión para tu nueva vivienda.

-. Comprar una segunda residencia: si entre tus propósitos de año nuevo está comprar una parcela, un departamento en la playa o una vivienda para inversión, no dejes de revisar información sobre todo para evaluar tus posibilidades crediticias y las opciones que ofrece el mercado, además de tomarte el tiempo necesario para realizar la mejor elección.

-. Comprar una vivienda con tu pareja: otra de las grandes decisiones que suelen convertirse en un propósito de año nuevo es comprar una casa o un departamento de forma conjunta. Antes de hacerlo, es bueno valorar una serie de factores, para evitar posteriores problemas, respecto a los términos de los contratos y  la situación económica de ambos…y si las condiciones aún no posibilitan la compra en conjunto, siempre está la opción de arrendar, para lo cual es necesario tener en mente el lugar más conveniente, el que cumpla con este nuevo proyecto de vida en cuanto a entorno, conectividad y tranquilidad.

 

 

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.