Sus resultados de búsqueda
Publicado por Alejandra Zarate en 23 noviembre, 2017
| 0

El calor ya llegó definitivamente y con él la necesidad de poner a salvo nuestro hogar y no caer en la obligación de tener que invertir en aire acondicionado y desembolsar grandes sumas en la cuenta de la luz, al final de cada mes.

Ventanas

Lo importante, cuando llegan las altas temperaturas, es aislar correctamente la vivienda sobre todo en aquellos puntos de contacto con el exterior: fachadas, ventanas o techos. Por ello, es muy aconsejable revisar las ventanas y marcos, ya que son los elementos de menor espesor y capacidad de aislamiento de nuestra vivienda. Para aumentar el aislamiento se recomienda tener en cuenta la impermeabilidad al aire a lo que se suman vidrios aislantes que impidan que entre el calor (y que por cierto, también serán de gran utilidad para impedir el frío del invierno. Es decir, una muy buena inversión).

Rodéate de Plantas

Una manera muy sencilla de conseguir un ambiente más fresco es a través de las plantas y las flores. El agua, al evaporarse, hace bajar la temperatura del ambiente.

Aprovecha este recurso que te da la naturaleza y, si tienes terraza o jardín, regarlo te ayudará a reducir la temperatura un par de grados. Utilizar especies adaptadas a la climatología del lugar permitirá no consumir agua de riego en exceso.

Ahora bien, si tu vivienda no dispone de un espacio amplio en el exterior que sea posible regar, una solución puede ser colocar plantas y maceteros en las ventanas, que al absorber los rayos de sol crearán un ambiente más fresco en el entorno más próximo. 

Mejora el aislamiento en paredes y techos

Hay materiales que ayudan a mantener la casa más fresca aún cuando las temperaturas son elevadas. Por ejemplo, la piedra es un buen aislante del calor.

Por esta razón, en cocinas o salones especialmente calurosos, coloca este tipo de material para ayudar a combatir los grados de más, contribuyendo de paso a la decoración.

Tener un buen aislamiento en paredes y techo puede llegar a reducir más de un 30% los gastos en aire acondicionado o ventilación. Para asegurarte de que el calor no entra por estas partes de tu hogar, aplica materiales aislantes de la forma más adecuada a cada situación…en el mercado hay múltiples soluciones adecuadas a tu casa y presupuesto. 

Decora para el verano

Los muebles de madera ayudan a regular la humedad de las habitaciones, así que es una buena opción para mantener tu casa algo más fresca. Si tienes alfombras, es el momento de retirarlas y cambiar las fibras sintéticas por las vegetales, que también ayudan a absorber mejor el calor y la humedad. 

También es recomendable optar por sofás de materiales naturales como el lino o el algodón.

Si son de cuero, o peor aún, de piel sintética, es fundamental que utilices una funda.

En cuanto al color, escoge colores claros tanto para muebles, cortinas o paredes. Estos absorben menos calor y reflejan mejor la luz.

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.