Sus resultados de búsqueda
Publicado por Alejandra Zarate en 18 julio, 2018
| 0

El estrés es uno de los principales factores asociados a los problemas de salud y rendimiento en el trabajo. Numerosos estudios han comprobado que el diseño de las oficinas en las que trabajamos influye notoriamente en nuestra capacidad para lidiar con la tensión, mantener la concentración y desarrollar capacidades como la creatividad y el trabajo en equipo.

Si buscas arrendar una oficina para tu empresa o quieres re-diseñarla para darle un nuevo impulso a la productividad, ten en cuenta los siguientes consejos a la hora de generar un entorno de trabajo que inspire a tus empleados a dar lo mejor de sí.

A cada espacio, su función.

La creación de ambientes distintos y claramente identificables de acuerdo a su función no sólo permite optimizar metros cuadrados, sino que mejora la percepción del espacio en general e invita a las personas a concentrarse en sus actividades diarias.

La existencia de áreas de reposo en las oficinas, con un diseño y decoración totalmente diferentes al área de trabajo, permitirá que los empleados puedan descansar sus ojos y su mente y hagan una verdadera pausa que cumpla con el objetivo de renovar energías.

Si en tu oficina no puedes permitirte tener salas de siesta, de juego o cafeterías, siempre podrás encontrar soluciones alternativas: un rincón en la cocina con una mesa y sillas hará que los empleados no tengan que comer en su escritorio y puedan disfrutar de una buena conversación antes de volver al trabajo.

Estética + ergonomía

Optar por muebles de oficina y decoración de diseño es una inversión inteligente. No solo te ofrecen una mayor vida útil, sino que transmitirán a tus empleados y clientes conceptos como innovación, solidez, armonía, calidad y, por supuesto, impacto sobre la estética.

Pero ten en cuenta que no sólo es importante deleitar la vista, sino que el mobiliario de tu oficina debe respetar los principios de ergonomía en el trabajo y, si es posible, las características de cada empleado.

Desde acciones simples como comprar escritorios cómodos, reposa pies o soportes de teclados hasta contratar a un ergónomo que evaluará el material necesario para cada persona, las inversiones hechas en ergonomía tienen sus beneficios en la salud y la productividad de todo el equipo humano de tu empresa.

Deja entrar la naturaleza en la oficina

Las vistas a paisajes naturales como espacios verdes y agua tienen un efecto positivo para la salud. Sin embargo, si las ventanas de tu oficina ofrecen un paisaje urbano, intenta que entre la mayor cantidad posible de luz natural.

Algunos sencillos gestos como redistribuir los escritorios y realizar una limpieza regular de las ventanas y tragaluces pueden optimizar la iluminación de manera considerable. También es importante evitar los reflejos de luz en las pantallas, ya que provocan fatiga ocular.

Si el espacio solo cuenta con luz artificial, siempre puedes optar por una decoración natural. Se ha comprobado que la incorporación de elementos naturales como plantas vivas y detalles hídricos en la oficina optimizan la concentración, además de disminuir el cansancio mental. Algunas plantas apropiadas para una oficina con poca luz natural son la planta araña y filodendro.

En la mayoría de los casos no es necesario llevar a cabo grandes modificaciones en los entornos de trabajo de las oficinas para aumentar la productividad. Acciones sencillas como agregar elementos decorativos naturales, redefinir la función de cada área u optimizar la iluminación de tu oficina tienen efectos positivos inmediatos.

Si estás buscando espacios más confortables y que inspiren más a quienes trabajan contigo, no dudes en consultar a nuestros agentes de RE/MAX Capital…ellos seguramente encontrarán la oficina ideal para tus requerimientos.

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.