Sus resultados de búsqueda
Publicado por Alejandra Zarate en 31 agosto, 2018
| 0
¿Está planeando vender su casa o departamento? Si es así, es posible que te interese saber lo que un tasador  buscaría, o lo que es más importante, qué cosas no desearía ver al realizar una valoración para el propietario de la vivienda.Es esencial tener un cierto conocimiento de los factores que pueden devaluar la tasación de su propiedad, de modo que se tomen las medidas oportunas para rectificarlo y alzar el valor de un hogar bien mantenido.

Enunciamos 6 factores que ningún tasador de inmuebles debiese tener que enfrentar cuando entran en tu vivienda:

1.Seguridad e Higiene: La seguridad y la salud son dos aspectos de primordial importancia cuando se busca un lugar para residir en él.

Las áreas que podrían causar problemas de seguridad incluyen factores como ventanas rotas, escaleras dañadas o barandas en mal estado, suelos deteriorados o con algún daño profundo de materialidad, entre otras cosas.

Como consejo es importante pararse a pensar qué diferente sería tener unos cuantos niños alrededor e imaginarlo.

Si hay algo que se destaca como un peligro o preocupación es interesante arreglarlo para minimizar los factores de riesgo en su propiedad y así aumentar el valor total a las partes interesadas.

Por otro lado, la primera impresión es fundamental para cualquier persona que visite la casa. Tener en cuenta aspectos como acumulación extrema de suciedad, moho, manchas en las alfombra.

Tómate tiempo para volver a pintar el techo, la diferencia que hace con el valor de tu vivienda hará que el tiempo dedicado a la pintura valga la pena.

2.Propiedad inacabada: Si ha comenzado trabajos de renovación en los últimos años y luego lo deja sin terminar, puede afectar gravemente la valoración de su casa. En numerosas ocasiones se da que el lugar no está terminado y el tasador  lo tendrá en cuenta a la hora de realizar su informe de valoración.

Trate de completar el trabajo de remodelación pendiente para mejorar el valor de su casa antes del momento de la evaluación. Es recomendable invertir en un buen acabado siempre con vistas a que la inversión realizada suponga un incremento gradual en el valor de la propiedad.

Aquí es importante hablarlo con algún especialista que nos pueda ayudar.

3.Desorden: Volvemos un poco a lo comentado anteriormente pero esta vez relacionado con el desorden.

Montones de papel y otros materiales dispersos pueden dificultar el trabajo de quién realice la inspección y hacer que se lleve una mala impresión.

4.Iluminación: La distribución de la luz en su vivienda será otro factor a considerar. ¿Cómo están distribuidas las ventanas? ¿Se aprovecha la luz natural en su totalidad?

5.Decoración: La presencia excesiva de cuadros y un ambiente muy recargado puede provocar incomodidad. Aunque este factor no es estrictamente determinante en una valoración inmobiliaria es interesante de tener en cuenta.

6.Instalaciones eléctricas, calefacción y agua. Comprobar que se encuentran en el mejor estado posible y hacer pequeños arreglos si es necesario. No se trata de una inversión muy cara ya que si somos un poco diestros en el tema, los podremos solucionar por nosotros mismos.

Teniendo en cuenta los 6 puntos anteriores puedes obtener una imagen clara de lo que tu vivienda debe parecer. Por lo tanto, póngase manos a la obra con el trabajo de reparación de los aspectos desfavorables y dedícate a generar una experiencia agradable para todos.

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.