Sus resultados de búsqueda
Publicado por Alejandra Zarate en 26 abril, 2019
| 0

Barrios clásicos, tradicionales y con estilo están en constante evolución y amplían su oferta inmobiliaria con proyectos atractivos y novedosos para distintos segmentos de público.

Avenida Italia, eje Eliodoro Yáñez y Hernando de Aguirre, Sucre y Rondizonni, son ejemplos de esta tendencia.

Nuevos polos residenciales están emergiendo en los barrios tradicionales, sectores con estilo, muy bien ubicados, excelente conectividad, cerca de estaciones de metro, servicios, cultura, entretenimiento, restaurantes y comercio.

Son barrios donde la innovación y vanguardia convive con lo clásico y que ofrecen la anhelada calidad de vida, ya que permiten vivir cerca del trabajo o acceder a través de ciclovías.

Barrio Italia.  Allí la oferta de departamentos es variada. Sin embargo, destacan edificios que ofrecen un concepto mucho más boutique, integrando a toda la historia y estilo de vida del Barrio Italia, con toques vintage y de modernidad a la vez. Además se privilegia en cada edificio la disponibilidad de bicicleteros, exclusivas terrazas privadas en azoteas, conectadas internamente con el departamento.

La excelente conectividad con el metro se suma a la cercanía a servicios, restaurantes y parques, por lo que es ideal tanto para quienes buscan un departamento para vivir o para rentabilizar una inversión. 

El Eje Eliodoro Yáñez esquina Hernando de Aguirre es un sector consolidado, que registra alta demanda y que ofrece buena conectividad entre Providencia y la zona oriente de la capital. Es una de las zonas residenciales más importantes de la comuna, con ubicaciones conectadas, pero en un entorno de barrio donde predominan las calles pequeñas, parques y servicios cercanos para facilitar la vida.

Esta esquina estratégica en una de las zonas residenciales de mayor plusvalía de la comuna, inserto en un barrio urbano con cafés, almacenes, restaurantes y colegios.

Barrio Almagro. Este sector está viviendo un proceso de revitalización, recuperación urbana y residencial, apostando por el rescate del imaginario clásico del centro, lo cual se potencia con la puesta en marcha de su propia estación de Metro. Influye, por cierto, las nuevas construcciones del tren urbano, indicando que en los últimos 10 años el suelo de Santiago ha ido al alza en los sectores cubiertos por la red de transporte subterráneo.

La mayoría de los edificios están pensados en los profesionales jóvenes que buscan vivir cerca de todo, ya que además de combinar equipamiento y espacios interiores optimizados, entrega una variada opción de departamentos tipo studios 1, 2 y 3 dormitorios, con áreas comunes que permiten hacer vida social o familiar dentro de los mismos edificios, como azotea con amplia terraza y quinchos, sala lounge, bicicleteros, piscina, lavandería y gimnasios.

Barrio Sucre. Aumentan departamentos de baja altura. Es un barrio conectado a ciclovías vinculadas con parques y plazas de la comuna, cafés, colegios, a sólo pasos de la estación de metro Monseñor Eyzaguirre de la Línea 3.

Las ofertas son innovadoras y se pueden encontrar equipamientos de vanguardia que consideran un punto limpio abierto a la comunidad del barrio, una recepción e-Commerce para recibir las compras on line, y estacionamientos habilitados para conectar kit de carga de autos eléctricos.

Los valores de los departamentos en ese sector fluctúan entre las 3.750 UF hasta 8.900 UF, y la mayoría dispone de estacionamientos y bodegas.

Sus unidades poseen variadas tipologías, dentro de las que destacan el tipo mariposa, con dos baños y dos dormitorios, ideal para compartir de manera independiente.

Barrio Rondizzoni: Con el fin de reinterpretar el sentido del Parque O’Higgins para la ciudad, se apuesta por este barrio como un polo para el desarrollo habitacional de baja densidad, cuyo patrimonio sea el entorno natural de este pulmón verde de la capital.

Su mayor diferenciación es su baja altura, sólo 5 pisos, característica de alta valoración en las personas que quieren vivir en proyectos menos masivos, más vivibles y sustentables en el tiempo. Son departamentos estudio, 1 y 2 dormitorios, 1-2 baños, en superficies de hasta 51 M² y precios desde las UF 1.728.

La ubicación también es un valor agregado. Los nuevos proyectos están a cuadras del metro Rondizzoni, frente al Parque O´Higgins, con una vista privilegiada a la copa de los árboles y con centros de recreación para la familia como el Movistar Arena, la piscina olímpica de Santiago y un patinódromo.

Barrio Las Perdices. Estar conectado pero en medio de naturaleza y junto a reservas naturales, con innovaciones en distribución es lo que ofrecen proyectos residenciales del barrio Las Perdices. Hay Proyectos innovadores con bodegas en el mismo piso del departamento, patios privados y grandes parques. Este barrio se moderniza con oferta de casas y departamentos con un parque central de más de 5 mil mts2,  que les permite una vida de barrio al interior del condominio.

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.