Sus resultados de búsqueda
Publicado por Alejandra Zarate en 12 abril, 2019
| 0

La composición de nuestra sociedad ha cambiado. Hoy existen nuevas estructuras sociales, nuevas demandas y renovadas necesidades, lo que ha provocado que la industria inmobiliaria se diversifique, impulsando un mercado más competitivo y con distintas tipologías de departamentos que satisfacen requerimientos cada vez más específicos.

Entendiendo que las nuevas generaciones -según la última encuesta Casen- poco se casan y los que sí, lo hacen a mayor edad, incluso postergando tener hijos, junto con una mejora en el acceso de financiamiento hipotecario, es que la industria inmobiliaria ha notado ciertas tendencias de preferencias de espacios que están exigiendo “los nuevos compradores” de departamentos, que tiene que ver con “el espacio y la comodidad”.

Hoy en día, la tendencia apunta a espacios más pequeños, porque las familias son más reducidas, seguido por la ubicación, la vista y la materialidad de las terminaciones. Muchos jóvenes también están buscando departamentos para inversión por lo que eligen un formato u otro pensando en su posible arrendador.

Entre las nuevas tendencias en distribución de departamentos, destacan:

Mariposa o paloma: Este tipo de construcción se caracteriza por ser simétrico. Es un departamento de dos dormitorios independientes entre sí, separados por un área común como cocina, comedor y estar, pero son de igual distribución espacial. Este departamento es ideal para ser compartido con un roomate o parejas con un solo hijo, se usa mucho también para hermanos que estudian en ciudades distintas a la de origen.

Duplex: Es el bien conocido departamento de dos pisos. En este caso el concepto es vivir bajo el estándar de una casa pero en la seguridad de un edificio. Su distribución se divide en un 1º piso, donde encontramos áreas comunes como cocina, living, comedor, estar; en el 2º piso se encuentran los dormitorios, lo que permite independencia de espacios entre zonas más sociables v/s espacios más privados de la vivienda. Este tipo de vivienda podría ser muy cómoda para ser compartido con un roomate o parejas con un primer hijo.

Loft: Se tiende a confundir con los departamentos duplex. Este tipo de construcción cuenta con una amplia superficie con escasas divisiones en su interior. Por lo general son de dos pisos, pero es posible encontrarlos de uno. Al no contar con espacios separadores, entrega una gran amplitud, lo que permite transformarlo a gusto, de manera moderna. Este tipo de vivienda está pensada para personas solteras o parejas sin hijos.

Penthouse: Departamentos ubicados en el último piso, con acceso a la azotea del mismo edificio. Dicho espacio se transforma en patio privado, permitiendo contar dentro de un departamento, donde, en algunos casos, puede estar equipado con conexiones para jacuzzi, tv, quincho y una gran terraza como mirador. Por lo general son departamento de gran metraje ideal para las familias.

Hoy en día la oferta es muy diversa y responde a las necesidades personales para cada gusto, sin embargo, lo importante, más allá de elegir el estilo de propiedad, es fijarse en la calidad de obra de ésta. Siempre es bueno que uno visite los pilotos y que pregunte los avances de las obras constantemente, así como también verificar la reputación de la constructora. Por ejemplo, cuando uno compra en blanco o en verde, nosotros siempre recomendamos ir a visitar otros pilotos, para ver el tipo de construcción que realizan.

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.