Sus resultados de búsqueda
Publicado por Alejandra Zarate en 11 abril, 2018
| 0

Las mujeres representan casi la mitad del mercado en las compras de viviendas. Durante el primer semestre del año pasado se vendieron 12.804 casas y departamentos nuevos y usados en las siete comunas del Gran Santiago con mayor oferta de unidades: Providencia, Las Condes, Ñuñoa, Santiago centro, Estación Central, Quinta Normal y San Miguel.

De este total, más del 50% tienen una propietaria, de acuerdo a un sondeo de Colliers International realizado para “El Mercurio”, sobre la base de las unidades inscritas en el Conservador de Bienes Raíces de Santiago.

Este fenómeno se explica por la creciente llegada de inversionistas mujeres, concentrado principalmente entre los 28 y 32 años, que buscan una vivienda para luego arrendar.

Otra figura que se da es la de las solteras, con o sin familia, que postulan a subsidios, ya que al hacer el trámite a su nombre tienen más opciones de ganárselo, compras que en su mayoría son efectivamente costeadas por ellas.

En Providencia, Las Condes y Ñuñoa ventas se concentran entre las tres mil y siete mil UF

La comuna en que ellas más compran es Santiago centro, donde se inscribieron, durante el pasado año,  2.210 viviendas a nombre de una mujer. Le sigue Ñuñoa con 1.191 transacciones.

Lo del centro se explica porque hay una mayor oferta habitacional en el área, que se traduce en más ventas. En términos porcentuales, el público femenino acapara un 47% de los departamentos usados inscritos en la comuna (952 de 2.020 viviendas) y un 44% de los nuevos (1.136 de 2.567), en línea y un poco más bajo que el promedio total, respectivamente.

En Ñuñoa, en tanto, las mujeres tienen una participación de ocho puntos porcentuales por sobre el promedio total en los departamentos usados, donde representan el 55% de las compras totales de ese segmento, mientras que entre las unidades nuevas la cifra llega al 47%.

El precio es más económico en las propiedades que ya han tenido un dueño, lo que es más atractivo para las mujeres considerando que muchas mantienen un menor poder adquisitivo que los hombres.

La búsqueda por precios más asequibles explicaría la preferencia de las compradoras hacia comunas como San Miguel y Estación Central. Según cifras del mismo estudio mencionado, se destaca que en la primera hubo 570 compras femeninas, mientras que en la segunda llegaron a 509.

En San Miguel, el 61% de las mujeres que adquirieron una vivienda lo hicieron por menos de tres mil UF, mientras que en Estación Central la cifra se empina al 97%.

De todas formas, en términos porcentuales no hay diferencias de comportamiento respecto al mercado total. En todas las comunas las ventas se concentran en el rango menor a las tres mil UF, salvo en Providencia, Las Condes y Ñuñoa, donde la mayoría de las compras se mueve entre tres mil y siete mil UF.

El fenómeno se repite al analizar las superficies. Tanto hombres como mujeres se inclinan por las viviendas de menor tamaño en los departamentos: el 68% del total de compras son de menos de 30 metros cuadrados (m {+2}), mientras que en el nicho femenino la cifra queda en 66%. En casas, por otro lado, la tendencia es a preferir viviendas sobre los 70 m {+2}.

San Miguel y Estación Central concentran a compradoras jóvenes

El 58% de las mujeres que inscribieron inmuebles a su nombre en la primera mitad de este año tiene 50 años o menos (3.512 de 6.050 nuevas dueñas).

La comuna con mayor presencia de compradoras jóvenes es San Miguel, donde el 19% de ellas tiene 29 años o menos y el 31%, entre 30 y 40 años. En Estación Central, los registros se mueven en 14% y 28%, respectivamente.

“Estas comunas son muy atractivas para inversionistas jóvenes las que, por lo general, tienen presupuestos más ajustados, pues son más económicas que en el centro de Santiago, pero con una buena conectividad

Al contrario, las propietarias de mayor edad están en las comunas de Providencia y Las Condes, donde el 53% (286 de 541 compradoras) y 54% (453 de 845 mujeres), respectivamente, tiene 51 años o más.En muchos casos se trata de mujeres que pasan de una casa a un departamento, y que quieren mantenerse en el sector donde han vivido siempre.

11% de las nuevas dueñas tiene entre 18 y 29 años (676 de las 6.050), mientras que el 30% tiene entre 30 y 40 años (1.797 personas), según un informe del primer semestre de 2017.

61% de las mujeres que adquirieron una vivienda en la comuna de San Miguel lo hicieron por un valor inferior a las tres mil UF, mientras que en Estación Central la cifra se empina al 97% del total.

58% de las mujeres que inscribieron inmuebles a su nombre en la primera mitad de este año tienen 50 años o menos. La comuna con mayor presencia de compradoras jóvenes es San Miguel.

68% del total de compras (independiente del género) son de menos de 30 m {+2} , mientras que en el nicho femenino la cifra queda en 66%. En casas, la tendencia son viviendas sobre los 70 m {+2} .

Según esto, además, se cumple con la condición esencial del potencial comprador de hoy: menor consumo y a menor costo sin perder confort.

Fuente: El Mercurio

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.