Sus resultados de búsqueda
Publicado por Alejandra Zarate en 5 enero, 2018
| 0

¿Qué es un agente inmobiliario?

La definición de agente inmobiliario es simple: persona o empresa que presta servicios de mediación, asesoramiento y gestión en materia inmobiliaria. Esto incluye la compraventa, el alquiler o la cesión de bienes inmuebles.

Además de agente o gestor inmobiliario, en el sector se utilizan otras definiciones como Broker o asesor. Se trata de diferentes denominaciones para un mismo oficio: un profesional que se encarga de cubrir una necesidad para un cliente. Es cierto que para muchas personas que buscan en este sector un refugio para su dinero, la correcta gestión de una cartera inmobiliaria no se puede encargar a cualquiera.

Por eso que las palabras “broker” y “asesor” han irrumpido con fuerza en nuestro sector, haciendo un símil entre el sector financiero y el inmobiliario.

En el mundo financiero el gestor o broker se encarga de gestionar la cartera de inversiones de un determinado cliente, buscando la rentabilidad de la misma mediante movimientos o inversiones autorizadas por el dueño del capital.

Así, cuando un especialista financiero encuentra una oportunidad que cree puede encajar en el perfil del cliente al que sirve, le acompaña en esas inversiones, protegiendo el capital y ganando una comisión por sus servicios.

En nuestro sector, un asesor inmobiliario o broker inmobiliario funciona igual. Detecta oportunidades de inversiones para sus clientes y les acompaña en el proceso, normalmente cobrando una comisión por su asesoramiento.

¿Qué hace un agente inmobiliario?

No es un trabajo sencillo, no creas. Supone un profundo conocimiento no solo del mercado, sino de la situación económica en general y de las perspectivas de viabilidad del negocio que está proponiendo a sus clientes.

Así por ejemplo, un agente inmobiliario puede detectar un suelo sin edificar o una promoción en venta con buenas perspectivas de comercialización, para lo cual no solo necesita conocer el terreno, sino disponer de toda la información para analizar detenidamente toda la operación.

Entre las funciones del agente inmobiliario se encuentran:

  • Captar viviendas para su comercialización.
  • Analizar el mercado para conocer el precio de compra venta de las operaciones recientes.
  • Realizar las tareas necesarias para la tasación de la vivienda.
  • Preparar el plan de promoción del inmueble.
  • Adecuar la vivienda para el proceso correspondiente.
  • Hacer las fotos necesarias para anunciar la propiedad.
  • Elaborar los anuncios para portales o fichas dentro de la página web de la empresa.
  • Atender las llamadas de posibles interesados en la propiedad.
  • Concertar citas para enseñar viviendas, y atender los días de visita.
  • Negociar con clientes y propiedades los contratos de venta, arriendo o compra.
  • Proporcionar la información necesaria a los interesados sobre hipotecas y contactos con los bancos.
  • Acompañar a los clientes en la firma tanto de venta como de arriendo.
  • Elaboración de material promocional para la difusión de la propiedad, como carteles, folletos y banners.
  • Asistencia y asesoramiento jurídico en caso necesario para clientes.

En Re/Max Capital podemos orientarte en cada paso del proceso que necesites o anhelas…tenemos a los mejores agentes inmobiliarios con plena disponibilidad para ayudarte

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.